Una atrapada hizo la diferencia


En todo deporte, a cualquier nivel, cuando se juega el todo por el todo siempre hay una jugada que hace el resultado del juego se vaya para tu lado o para el otro.

En la historia de los Super Bowls tal vez la jugada más legendaria que inclinó un partido fue en la edición número XIII del gran juego entre los Steelers y Cowboys. Al filo del final del tercer cuarto, Pittsburgh estaba al frente 21-14. Dallas tenía el momento del juego y tocaba la puerta de la anotación que les daría el empate en la yarda 10 de Steelers. Era 3ª oportunidad y 3 por avanzar. La narración de Fernando Von Rossum aún la recuerdo:

“Entra al campo Jackie Smith, el hombre que sacó del retiro Tom Landry….tercera oportunidad….Staubach va atrás….el pase a la zona….van por todas las canicas ¡se le cae! ¡Dallas tuve el empate y lo dejo ir!”

Esa simple jugada propulsó a la ofensiva de los Steelers y el resto es historia. Pittsburgh ganó 2 títulos más y Dallas tuvo que esperar 15 años para volver a ser campeón.

Pases interceptados, goles de campo fallados, castigos, errores de marcación, pero tal vez desde Smith un pase no atrapado pesó tanto en el resultado de un juego.

En el cuarto periodo del Super Bowl XLVI,  Jackie Smith engendró en Wes Welker sin duda el más confiable receptor de Tom Brady.

Con el marcador arriba 17-15, Brady lideraba a los Patriots a la zona rival para anotar los puntos que sin duda catapultarían las esperanzas de Giants de ser campeón.

Con 4:06 por jugar, Tom Brady iba viento en popa camino al triunfo, hasta ese momento eran 9 jugadas que sumaban 48 yardas en una serie ofensiva que empezó en su yarda 8. Brady empezaba a ver el resplandor de su cuarto trofeo Lombardi, cuando en una segunda oportunidad y 11 por avanzar, ya en la yarda 44 de Giants, vio a Welker solo y descubierto, sin ninguna cobertura.

Welker tiró 5 pases durante toda la temporada, ninguno de más de diez yardas. Este era de 22, pero fue un poco atrasado. Welker bronco, giro hacia el balón, lo tuvo en las manos momentáneamente, pero lo tiró.

“99% de las veces atrapa ese ovoide” dijo su compañero el receptor Deion Branch “así es este deporte, nadie es perfecto.”

Patriots perdió su oportunidad de aumentar su ventaja, le entregaron el balón a Giants y en cambio, Mario Manningham hizo una atrapada de antología que encaminó a Giants a anotar el touchdown menos deseado de la historia cuando Ahmad Bradshaw no se contuvo en la yarda 1 y su impulso lo llevó a entrar a la zona de anotación de Patriots para dar la vuelta al marcador 21-17.

Hasta antes del Super Bowl, la legacía de Tom Brady y Bill Bellichick estaba manchada por una derrota contra Giants hace 4 años cuando buscaban la perfección. Para Brady era entrar a un lugar donde sólo hay dos habitantes: Joe Montana y Terry Bradshaw. Para Bellichick era entrar a otro donde sólo hay un hombre: Vince Lombardi.

Pero en su camino siempre recordaran el nombre de Eli Manning. Un hombre que ha sellado su lugar como el máximo triunfador en la historia de los Giants. Un jugador que sin dar mucho de que hablar en los medios lo hace en el campo con resultados.

Este juego dejó claro que en estos niveles cualquiera puede ser el héroe y el villano, porque a estos niveles no puede ser de otra manera. Alguien tiene que hacer la gran jugada y alguien tiene que cometer un error que le permita al otro ganar.

Tristemente para Welker su nombre ahora estará ligado al de Jackie Smith. El de Tom Brady siempre será grande, pero con dos derrotas en el Super Bowl, hará compañía a Troy Aikman, nada despreciable compañía, pero no la más alta.

La máxima lección de este Super Bowl es que todos los minutos y segundos cuentan y para ganar hay que hacerlo desde el 1 hasta el 60, aunque Giants opine lo contrario ya que en sus tres últimos triunfos contra Patriots, en ninguno lo han hecho antes del minuto 59.

Twitter: @Marco_NY23

Autor: marconunez23

Periodista con más de 20 años de experiencia. Especializado en temas de negocio, comunicación social, e imagen. Apasionado del deporte, especialmente el beisbol, los New York Yankees, los Pittsburgh Steelers y la NFL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s