¿Por qué no un pitcher debe ser el más valioso?


La elección de Justin Verlander como Jugador Más Valioso (JMV) de la Liga Americana, fue el pináculo de un debate que se venía dando en el mundo del beisbol: debe o no un pitcher ser considerado para ganar este codiciado premio.

No nos hagamos bolas, un pitcher debe ser considerado para ser el más valioso. Punto. Si aquellos que están en contra no lo quieren, entonces cambien las reglas de la elección del jugador más importante del año. Punto.
Justin Verlander, Dennis Eckersley y Roger Clemens, los tres últimos lanzadores premiados como JMV de la Liga Americana tienen algo en común: sin ellos, sus equipos Detroit, Oakland y Boston no hubieran llegado a sus respectivas postemporadas en 1986, 1992 y 2011.

El caso más reciente, Justin Verlander, más allá de sus números su presencia en el equipo es lo que lo hace más valioso. En juegos que lanzó en el 2011, según Baseball Reference, las posibilidades de triunfo de Detroit eran del 49%, ningún pitcher del joven circuito tiene tal influencia en su novena.

Roger Clemens en 1986, en su tercer año como profesional, ponchó a 20 lanzadores en un juego (algo que repitió 10 años después y sólo otro pitcher ha logrado desde entonces) ganó 24 salidas y de su mano llevó a Boston a la postemporada.

Por su lado, Dennis Eckersley con Oakland en 1992, salvó 51 partidos, una cifra impensada para la época. ¿Qué sería de Oakland ese año si hubiera tirado alguno de esos juegos? Muy sencillo, A´s no hubiera llegado a la postemporada.

Por eso la valía del pitcher. En el beisbol no se puede determinar el valor de un jugador por el número de partidos en que participa. En el beisbol se premia al más valioso por su influencia y liderazgo. Por supuesto que los números cuentan, pero este es un deporte que por encima de todo, pone a prueba la dureza mental y resistencia física de un jugador, para que por 8 meses, desde el campo de entrenamiento en febrero y hasta el fin de la temporada en octubre, puedas aguantar la presión, ansiedad y angustia de una larga temporada.

El pitcher abridor, es cierto, sólo participa en el box score en una quinta parte del calendario regular de un equipo. ¿Pero quién dice que eso es una limitante para no ser el JMV?

La rutina de un lanzador es:
1. Día 1: Lanza cerca de 100 lanzamientos por juego. A ver, ¿Quién se atreve a hacerlo al máximo nivel?
2. Día 2: Reposar el brazo para reponerse de esos 100 lanzamientos
3. Día 3: Sesión de 50 lanzamientos en promedio para mantener en ritmo su mecánica de lanzamiento
4. Día 4: Rutina de ejercicios para mantener en forma el brazo.
5. Día 5: Lanzar otro juego
6. Día 6 en adelante: repetir la rutina de los cuatro días anteriores.

Habiendo escrito esto, entonces, ¿siguen creyendo que un lanzador sólo participa cada 5 días en un juego?
La rutina de preparación de un lanzador es tan detallada y desgastante como la de cualquier otro jugador de cuadro. El brazo de un lanzador es lo que lo hace valioso.

¿Qué sería de Detroit, Boston y Oakland sin Verlander, Clemens y Eckersley cuando los premiaron como MVP? Lo dije antes y lo repito: hubieran visto la postemporada desde su casa, no en el campo.

No olviden que el liderazgo se sigue con el ejemplo, y el que ponen esta clase de jugadores son tan grandes que marcan la diferencia entre ganar o perder una serie. ¿Cuántos equipos en la temporada regular, a un par de días de enfrentar a Detroit, no estaban pendientes de la rotación de los Tigers para saber si enfrentarían o a Verlander?

Si la base del debate de aquellos opositores a que un pitcher sea el más valioso de temporada es porque un lanzador sólo juega cada 4-5 días, simplemente les digo que no saben ver el beisbol más allá del diamante y no deberían ni siquiera decirse conocedores de este deporte.

Esta más que probado que un lanzador, aunque sólo aparece en el box score 1 o 2 veces a la semana, tiene una herramienta tan valiosa que no se puede usar más de eso porque sería atentar con el ser humano mismo. El brazo de un lanzador debe ser cuidado y venerado como la joya más valiosa del universo.

Por esa sencilla razón se debe premiar la valía de Justin Verlander, y si no lo creen, entonces ¿por qué no un pitcher debe ser el más valioso?

Twitter: @Marco_NY23
Más información en: http://www.beisbolicos.com

Autor: marconunez23

Periodista con más de 20 años de experiencia. Especializado en temas de negocio, comunicación social, e imagen. Apasionado del deporte, especialmente el beisbol, los New York Yankees, los Pittsburgh Steelers y la NFL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s