¡Pujols, Pujols, Pujols!


En abril Alberto Pujols tenía claro que esta temporada sería una diferente a las demás. Su contrato de 8 años y 111 millones de dólares terminará cuando caiga el último out de la Serie Mundial. La especulación lógica con un jugador como Pujols es cuánto va a cobrar y quién le pagará su siguiente contrato.

Pujols le dio la oportunidad a Cardinals de hacerle una oferta antes del inicio de la temporada 2011, pero San Luis no lo hizo y el toletero dominicano decidió no tocar el tema de su futuro contrato sino hasta la finalización de la actual temporada.

Una decisión como esta tiene grandes riesgos tanto para el jugador como también para su equipo. Para el jugador porque una lesión o simplemente un mal año le perjudica en sus aspiraciones salariales y, para el equipo, porque al no asegurar al jugador, Pujols podría irse con el mejor postor.

Con eso en mente, Pujols encaró el 2011 sin un contrato garantizado y tuvo el peor inicio de su carrera al que sumó con una lesión que lo marginó por varios juegos entre mayo y julio. Sus números eran muy por debajo de su nivel: .280 de porcentaje, 18 cuadrangulares y 5º producidas, esto comparado si de por vida batea antes de media temporada: .321, con 20 HR´s y 60 producidas.

Con toda esta serie de dudas, Alberto Pujols, fiel a su estilo, permaneció callado, no culpó a nadie y se dedicó a jugar y los resultados se empezaron a dar. La segunda mitad fue congruente con su carrera y bateó para .319, con 19 vuelacercas y 50 producidas, para liderar a Cardinals a la postemporada.

Pujols en su carrera ha tenido la suerte de llegar a la Serie Mundial en tres ocasiones. Hasta el 2011, bateaba para .211 con 1 cuadrangular y tan sólo 2 carreras producidas, pero todo cambió en una noche mágica.

El 22 de octubre de 2011 en el Ballpark de Arlington será recordado como la noche en que se vio el despliegue ofensivo individual más grande un jugador. Pujols produjo la más grande noche en un juego de Serie Mundial. Se fue de 6-5, con 3 cuadrangulares, 6 carreras producidas y liderando a los Cardinals a una paliza de 16-7 sobre los Rangers en el tercer juego del Clásico de Otoño.

Pujols empató a Paul Molitor como los únicos con 5 hits en juego de Serie Mundial, empató a Bobby Richardson y Hideki Matsui con las más carreras producidas en un juego e impuso uno nuevo de bases totales con 14.

Además se dio el lujo de unirse a Babe Ruth (1926 y 1928) y Reggie Jackson (1977) como los únicos en pegar la tripleta de vuelacercas en otoño. Nadie, absolutamente nadie ha tenido una noche como esta en la Serie Mundial.

Alberto Pujols es altamente reconocido por todos sus trabajos y apoyo a causas benéficas. Su liderazgo en el equipo fue puesto en duda después de su pifia mental en el segundo juego de la serie, cuando no cortó un tiro al cuadro que le permitió a Elvis Andrus avanzar a la segunda base con la eventual carrera del triunfo para Rangers.

Pujols se perdió en el vestidor y no dio la cara. Se le criticó y castigó en los medios. Fiel a su estilo, el más grande toletero dominicano de la historia respondió sólo como lo sabe hacer: bateando.
Esos tres cuadrangulares de anoche, probablemente no tuvieron el tinte de dramatismo de los de Jackson en el ´77, o la magia que siempre acompañaba a Ruth. Lo que sin duda tuvieron esos batazos, es que con el poder que Pujols les pegó, con ese mismo poder Cardinals se levantó moralmente de una devastadora derrota en el segundo juego cuando lo dejaron ir en la novena entrada.

El mensaje que Pujols le mandó al mundo es que si quieren vencer a los Cardinals, tendrán que pasar por su cadáver y el de nadie más. Alberto Pujols tiene claro que el equipo carga en su espalda y que tiene toda la intención de llevarlo a tierra prometida.

El triunfo de anoche le garantiza a Cardinals regresar a casa, en el peor de los casos abajo en la serie, pero lo más importante es que ya sea en Arlington o St. Louis, el camino al título en la Serie Mundial pasa por el poder de Alberto Pujols.

Su contrato sin duda llegara a rebasar los 300 millones de dólares totales. Quién se lo pagará está por verse, pero si Pujols da una demostración como la de anoche, vale eso y más.

Twitter: @Marco_NY23

Autor: marconunez23

Periodista con más de 20 años de experiencia. Especializado en temas de negocio, comunicación social, e imagen. Apasionado del deporte, especialmente el beisbol, los New York Yankees, los Pittsburgh Steelers y la NFL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s