Los Yankees están de regreso mostrando corazón de quien menos se esperaba


Créanlo o no, calladitos, sin hacer ruido, mostrando más defectos que virtudes pero aún así, los Yankees están de regreso al primer lugar.

¿Por cuánto tiempo será? Quien sabe. Lo que si debe de reconocerse es que, aunque muchos piensan la marca del equipo (44-31) es un espejismo, han mostrado algo que no se les veía en mucho tiempo, corazón, y más de notarse aún, su máximo exponente es Alex Rodríguez. Sí, el mismo A-Rod.

Desde su llegada al equipo en el 2004 siempre se le ha visto como la anti tesis de lo que era la mística Yankee que procreó Joe Torre y se convirtió más en el mejor afiche del capitalismo e imperialismo neoyorquino por ganar.

Siete años después, por primera vez se vio algo diferente, algo que puede ser el detonador que Yankees necesita para mantenerse en la pelea ante un equipo, debo reconocer en este momento superior a los mulos, Boston.

A-Rod en su primera vez al bat, conectó un infield hit productor ayer ante Colorado. Se notó que corrió con problemas a primera base, su dolor era obvio. Eso se hizo más evidente cuando bateó un doble productor de dos carreras, el dolor fue más claro cuando anotó unos minutos después y más doloroso fue verlo barrerse en el plato.

¿Quién lo diría? Rodriguez está jugando su mejor nivel lesionado y está cargando al equipo en su espalda. Eso debe reconocerse ahora más cuando Jeter está fuera del equipo. Por años el liderazgo de A-Rod ha sido cuestionado, incluso por el mismo Capitán, por primera vez, tal vez sin proponérselo, lo está demostrando.
Rodríguez dejó el juego en la octava entrada. Terminó bateando de 3-2, con 3 producidas llegando, por fin, al .300 de porcentaje y totalizando 50 impulsadas en el año.

“Hay lesiones con las que puedes jugar y otras con las que no. Esta es una de las siento te dejan jugar” dijo A-Rod después del juego, quien ha impulsado por lo menos una carrera en los últimos 5 juegos y batea para .545 con 8 producidas en los últimos 6.

Ojo, el lineup Yankee está produciendo. Los Mulos han tomado el liderato de la división por medio juego sobre Boston.

Ayer C.C. Sabathia se convirtió en el primer ganador de 10 juegos esta temporada. Los Yankees han anotado más de 10 carreras en las últimas 5 salidas de C.C. y promedian 5.2 por juego en 10 de sus 17 salidas este 2011.

Contra Colorado ayer, Sabathia solo permitió 1 carrera, ponchó a 9 y dio una base. Tiene marca de 6-2 después de una derrota Yankee.

Esta tal vez es la razón por las que Yankees se suelta con el madero en sus juegos. Sabathia ha ganado 50 juegos para Nueva York desde su llegada en el 2009. Nadie ha ganado más en ese lapso.

Gracias a eso Yankees se puede enfocar más en el bateo. Ayer pegaron 15 hits, Posada dio 3, Teixeira pegó su 22º cuadrangular. Algo se está mostrando. Aún faltan detalles por mejorar, sobre todo en el pitcheo abridor.

A menos de que los milagros navideños existan, es difícil creer que Bartolo Colón y Freddy García sean los eslabones que le den a Yankees el título 28 de la historia. Queda claro que con A.J. Burnett no se cuenta. Que Ivan Nova está muy verde y que mientras las cosas no mejoren en el bullpen, las posibilidades son mínimas, pero hay una carta bajo la manga que puede ser la solución: Phil Hughes.

Este hombre de 25 años ha dado señales de que la fuerza en su brazo ha regresado. En tres salidas de entrenamiento en la sucursal Triple A de Trenton, NJ, su recta ha alcanzado las 94 millas, algo alentador ya que antes de su lesión de “brazo cansado” con trabajos llegaba a las 90.

Después de la limpia de Boston en casa hace dos semanas, Yankees tiene marca de 11-4. Por mucho, el pitcheo de los Mulos ha superado el de Boston hasta ahora en ese lapso. Los de rojo han reinstalado a Tim Wakefield en su rotación (buenas noticias para Yankees), Clay Buchholz ingresó a la lista de lesionados con un problema en la espalda y John Lackey ha lanzado peor que Resortes en el “Beisbolista fenómeno”.

Esto pone al bullpen de los de rojo en la misma situación que la de Yankees. Sólo un abridor confiable (Beckett y Sabathia), un as en crisis (Burnett y Lackey), un lesionado clave sin fecha de regreso (Matsusaka y Soriano) y un as en duda (Buchholz y Hughes).

La carrera por el banderín se calienta y sin hacer ruido, Yankees está de regreso.

Autor: marconunez23

Periodista con más de 20 años de experiencia. Especializado en temas de negocio, comunicación social, e imagen. Apasionado del deporte, especialmente el beisbol, los New York Yankees, los Pittsburgh Steelers y la NFL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s