La terquedad de Girardi


Después de retirar a 17 bateadores en fila y sumar 104 lanzamientos, no fue sorpresa ver a C.C. Sabathia dejar el juego. Es abril, apenas fue su segunda salida y no había ninguna razón para dejarlo en la loma con una ventaja de 4 carreras a seis outs del triunfo.

En el bullpen Yankees tenía calentando a Dave Robertson y Rafael Soriano, quien llevaba dos salidas en fila sin mayores contratiempos. Mientras que Robertson no veía acción desde el sábado, estaba fresco, sin embargo Girardi optó por Soriano a seis outs del triunfo.

Girardi tiene un gran conocimiento del juego, aún así, una vez más falló al mover sus piezas con más tino.

La situación anoche no era de salvamento y aunque Soriano fue el cerrador estrella de Tampa Bay en el 2010, sabe lo que es pararse en la loma en momentos de tensión y con el juego en la línea. Es decir, si el objeto era usarlo, la novena entrada podía ser mejor opción anoche, pero Giradi pensó diferente y denotó que la regla es: la octava entrada es terreno de Soriano, nada más.

Girardi tiene a Mariano Rivera siempre disponible, pero con 41 años a cuestas necesita ser utilizado sólo cuando es necesario, no requiere hacerlo en juegos donde no se corre peligro, para eso están los demás lanzadores del staff.

Soriano estuvo fatal, sólo retiró a dos, recibió un hit y concedió 3 bases. Todo suficiente para evaporar la ventaja y de paso la victoria. Tal vez sólo fue una mala noche, pero que suceda en un juego que estaba casi decidido contra un equipo que sólo ha ganado 16 veces en Nueva York desde el 2002, debe criticarse.

La pregunta para Girardi es obligada ¿por qué optar por Soriano en la 8a si todo indicaba que no usaría a Mariano en la 9ª? ¿Por qué no meter a Robertson en la 8ª y Soriano en la 9ª? Después de todo, Soriano tiene experiencia de cerrador.

Girardi alegó que no quería crear controversias con Soriano si no lo metía en la 8ª. ¿Cuál controversia? En los días que Mariano no esté contemplado para lanzar, Soriano debe cerrar los juegos. Después de todo el plan es que él sea el sustituto de Mariano en los próximos años ¿o no?

Con este tipo de dudas, Girardi lo único que logra es tumbar la confianza de un lanzador adaptándose a Nueva York, no debería ser así. La confianza se nutre cuando se explota al jugador en los momentos idóneos. Anoche no debió lanzar Soriano, sin duda creó más dudas que respuestas.

El rendimiento de un brazo se nutre en abril y mayo para que a partir de junio esté al 100% y no llegue agotado a octubre. La confianza crece con el paso de la temporada, pero golpearla al quinto juego del año, sólo porque de automático un pitcher debe lanzar una cierta entrada, denota la terquedad de Girardi, ya es tiempo que cambie.

Autor: marconunez23

Periodista con más de 20 años de experiencia. Especializado en temas de negocio, comunicación social, e imagen. Apasionado del deporte, especialmente el beisbol, los New York Yankees, los Pittsburgh Steelers y la NFL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s